/Ballets

Piotr Ilych Tchaikovsky: El lago de los cisnes

Piotr Ilych Tchaikovsky: El lago de los cisnes

El lago de los cisnes es uno de los ballets más populares en el mundo. Encargado por el Teatro Bolshoi en 1875, fue el primer ballet que escribió Piotr Ilich Tchaikovsky. El estreno no fue bueno y un crítico llegó a arriesgar: “Difícilmente esta obra se convierta en un ballet de repertorio, y nadie lo lamentará.” Por supuesto, el comentario fue errado, si bien el éxito vino de la mano de una nueva coreografía a cargo de Marius Petipa y Lev Ivanov.
La historia del ballet, basada en un popular cuento alemán, comienza en el cumpleaños del Príncipe Sigfrido, a quien su madre recuerda que al día siguiente deberá escoger esposa durante el baile real. Sigfrido sufre, pues desearía casarse por amor. Su amigo Benno, para distraerlo, le propone salir a cazar.
El segundo acto se desarrolla de noche, en un claro del bosque, junto al lago. Sigfrido se ha separado de sus amigos cuando una bandada de cisnes se posa cerca. El apunta con su ballesta, pero de pronto uno de los cisnes se transforma en una hermosa doncella: la princesa Odette. Ella le contará que junto con sus compañeras es víctima de un hechizo lanzado por el brujo Rothbart. Durante el día se convierten en cisnes y sólo vuelven a su forma humana por la noche a la orilla del lago encantado. El conjuro sólo puede romperse si alguien que nunca haya amado antes jura amar a Odette para siempre. Odette desaparece y al día siguiente es la fiesta en la cual Sigfrido deberá elegir esposa.
Él sólo piensa en Odette, cuando llegan a la fiesta un noble desconocido y su hija. Es Rothbart disfrazado, con su hija Odile, convertida en la exacta imagen de Odette, excepto que viste de negro en lugar de blanco. El príncipe, que sin darse cuenta del engaño cree ver a Odette en Odile, le jura a la muchacha amor eterno. Entonces Rothbart revela el engaño.
Desesperado, Sigfrido corre hacia el lago para encontrarse con la verdadera Odette, quien le perdona su error. Pero llega Rothbart y exige que Sigfrido cumpla su promesa de casarse con Odile, tras lo cual Odette se transformará en cisne para siempre.
Sigfrido elige morir junto a Odette, y así los dos enamorados se suicidan lanzándose al lago. Ese sacrificio de amor rompe el hechizo y empuja también a Rothbart a la muerte. Al amanecer se ven sobre el lago los espíritus de Odette y Sigfrido, ya juntos para siempre.

> VER LISTA DE CONTENIDOS

  • /

  • English National Ballet. Solistas: Evelyn Hart, Peter Schaufuss, Martin James, Johnny Eliasen, Elizabeth Anderton, James Superviva, Philipe Arrona.


  • Orquesta Sinfónica de la Radio Danesa


  • Graham Bond


  • Piotr Ilych Tchaikovsky: El lago de los cisnes. Coreografía de Frederick Ashton, Natalia Makarova y Marius Petipa.


  • Piotr Ilych Tchaikovsky


  • 01:56:00